martes, 31 de enero de 2012


Gato Singapur

Hola!

Hoy os traigo el singapur también llamados gatos de alcantarilla porque los gatos en ese país no eran nada queridos y vivían salvajes en las calles y a menudo buscaban protección en las alcantarillas. Su estilo de vida ha contribuido a que sus cuerpos sean mas pequeños que otros gatos orientales.


Otro resultado de su estilo de vida es el poco afecto que ha recibido por parte de los humanos. Con paciencia y suavidad estos gatos pueden llegar a querer la compañia humana pero con reservas. Por su origen callejero se adaptan a cualquier ambiente aunque prefieren la tranquilidad al interior.

Esta raza era despreciada e ignorada hasta que los criadores americanos se interesaron por ella e importaron varios ejemplares. Aunque en Singapur existen muchas variedades naturales, en Estados Unidos únicamente se conocen el punteado marfil con marrón y el bicolor atigrado blanco y punteado.


Su pelo es corto y sedoso. Su cuerpo es pequeño y musculoso con el dorso arqueado, las patas son medio largas con pies pequeños y ovalados. La cola es medio larga y recta. Su cabeza es redonda con nariz corta, ojos almendrados y oblicuos, la barbilla bien marcada, orejas grandes con las puntas redondeadas. Siempre tienen una expresión de alerta.


El pelaje debe de ser frotado con un guante humedecido con agua. El singapur come de todo debido a su origen callejero.
Es un gato plácido, poco exigente y de buen carácter. Con paciencia y suavidad se le puede hacer sociable aunque es reservado. Se adapta a cualquier entorno aunque prefiere la vida tranquila al interior.

Hasta otro día!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada